Esto significa para mí que a cada Ciudadano se le consagre su derecho a pensar libremente, ya sea en su forma de ver el mundo, su cosmovisión, su sexualidad, relación con su cuerpo y otros. Respetarnos en la diversidad de miradas del mundo, creencias o cosmovisiones, llevándonos a conformar una comunidad que busque comprenderse y no confrontarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *